Tradiciones Navales y Marineras

Tradiciones A BORDO

Silbato del Contramaestre o del Marinero

Antiguamente en los barcos a vela los marineros que trabajaban las velas se encontraban en lo alto de los palos, o bien unos en proa otros en la popa y entre un en definitiva entre ellos existían grandes distancias.
Cada uno no hacia lo que quería, las maniobras de velas estaban dirigidas y coordinadas  por una persona que en los barcos era el  contramaestre.

"La tradición británica cuenta que, habiendo ido a tierra un comandante que posteriormente, se tornó conocido almirante,  al regresar, alegre después de tomar una buena dosis y bajo fuerte viento que se había levantado, no consiguió por su propio esfuerzo, subir la estrecha escala del portalón. 

El oficial de servicio determinó que fuese él izado como un fardo, lo que obligó al contramaestre a pitar para estimular y dar ritmo al halar del cabo. 

Al día siguiente, preguntó el comandante qué había sido aquello de los toques de pito cuando embarcó. Enterado de lo ocurrido, ordenó que, de allí en adelante, cuando embarcase o desembarcase, el contramaestre debía saludarlo pitando".

Pero,  ¿Cómo hacia esta persona para dar las órdenes y que todos escucharan y pudieran realizar la maniobra coordinada?  los ruidos del mar y los propios de la navegación hacia imposible   que gritando pudiera hacerse escuchar. Para ello existía un pito, los que se llama Pito marinero, y que según el tono que se le daba eran las distintas órdenes para los distintos palos y las diferentes velas.

Sin dudas este pito fue una de las prendas antiguas y características del equipo marinero. El pito, consigna el diccionario, flauta pequeña como un silbato, que genera un sonido muy agudo.
Ya desde la época de las galeras de esclavos griegas y romanas, el tiempo de la boga (remeros) se marcaba con pito. En las cruzadas de 1284 se usaba el pito en los buques ingleses, para llamar a cubierta a los ballesteros en el momento del ataque.
El pito marinero, herramienta insustituible en la maniobra, se utiliza para subir o bajar un bote, para la maniobra de las velas, para rendir honores, para oraciones, es decir para ordenar, las distintas tareas de a bordo.

Uso llamativo en el uniforme por parte del Contramaestre

Modo de tomar el Silbato Marinero

 
 

Uso del Silbato Marinero

Los que llevaban el pito para impartir las órdenes se consideraban importantes al hacerlo y se esmeraban en diseñar los cordones para colgarlos del cuello con trenzas muy originales, tratando que sobresalieran del resto.

Es normal escucharlo cuando se sube o se arria el pabellón en los barcos de Guerra. No se escuchan en los barcos gritos. las órdenes  se dan con el pito marinero es la forma de comunicarse, si bien hoy en día mediante la tecnología los sistemas de comunicaciones han sustituido muchas veces estos elementos.
Según la tradición, la forma actual del pito de contramaestre, es un canutillo levemente curvado, de unos 10 cm de longitud, terminado en una esfera o bolita en uno de los extremos (puede ser un barrilito). se toma con una mano y se coloca el barrilito sobre la palma, al soplar y en función de la apertura o cierre de la palma o de los dedos se dan los distintos tonos que son las ordenes que se imparten.

Llego a ser tan representativo, que en cierta ocasión, el Lord Almirante, que fuera hijo del Conde de Susex , en la acción que sostuvo frente al caballero francés Pregnant de Bideaux, arrojó su pito de oro al agua, cuando no tuvo dudas que iba a ser tomado prisionero; más tarde se encontró un pito de plata sobre su cadáver.

 
 

Diana

 
 

Ceremonia

 
 

Uso en la Guardia

El Silbato del Contramaestre

El silbato marinero es un chifle utilizado en buques de marinas de guerra. Se compone de un tubo estrecho (pistola) que dirige el aire sobre una esfera de metal (boya) con agujero en la parte superior que sirve para cambiar el tono. El resto de la tubería se compone de una "quilla", una pieza plana de metal y un "gancho" donde a través de una cuerda se cuelga en el uniforme de gala. Se utiliza para trasmitir órdenes a bordo de buques, teniendo la ventaja de que, gracias a su fuerte sonido, pueda ser escuchado por toda la tripulación, aún en condiciones de mal tiempo.


Este tan adminículo marinero es de un muy antiguo uso a bordo. Sus primeras referencias se remontan a la época de las cruzadas, en las galeras, como método de sincronizar el esfuerzo de los remeros. De metales nobles, inclusive de plata u oro, su uso se generalizó a bordo de los barcos de vela, siendo usado por los contramaestres para dirigir las maniobras. 

Para quienes tengan interés (y la suficiente paciencia) en aprender los distintos toques indicando la maniobra a realizar, les dejamos este video de la marina española, mas precisamente los llamados a bordo del Buque Escuela Galatea.


Quienes resistieron y llegaron al final del video se habrán dado cuenta de que no solamente es difícil emitir los distintos sonidos, sino además interpretarlos.

En el caso de la Armada Argentina, el Almirante D. Guillermo Brown instituyó el uso del pito marinero a bordo, a partir de marzo de 1814, estableciendo los honores a ser rendidos con este instrumento, al cual los viejos contramaestres inclusive saben curar para sacarles los más armoniosos trinos.

 
 

Por lo mencionado anteriormente, es que la rendición de honores es obligación primigenia de la guardia para con los que embarcan. El que ha de desembarcar y desea rendición honores deberá avisar a la guardia. Ciertamente en diferentes armadas se han ido mutando esta modalidad, principalmente por desconocimiento de las tradiciones por parte de quienes elaboran los reglamentos.

Hoy los oficiales de las Marinas del mundo reciben los trinados del pito como honras correspondientes a sus jerarquías. Es práctica universal constante de todos los ceremoniales navales.

El toque del pito marinero a bordo (inclusive en algunas marinas en tierra) se usa para llamar a la tripulación a cumplir ciertas faenas o puestos, como sea: presentación en los masteleros para maniobra de velas, fondeo o atraque, inicio o fin de fajinas. También las ceremonias de izar o arriar banderas son hechas con toques de pitos”.